viernes, 31 de agosto de 2007

Humillante

La rotura de camisetas se está convirtiendo en una práctica habitual en la Tomatina, el ayuntamiento de Buñol ha intentado erradicarlo mediante la edición de un díptico con las normas de la "fiesta", que se reparte en los accesos a la zona en la que se realiza la batalla, pero siempre hay varios grupos de impresentables que se dedican a arrancarles, de manera brutal, las camisetas tanto a hombres como a mujeres, en el caso de las últimas, desde mi punto de vista, son agresiones sexuales en toda regla, las chicas acaban llorando, tapándose con las manos el pecho y huyendo del lugar como pueden. Es desagradable ver como varios hombres a la vez rompen la camiseta de una mujer como verdaderos animales, con el único fin de desnudarla y humillarla. En fin...


Foto: Mikel Ponce

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me imagino que a muchos les resultará divertido "total, estamos de fiesta.." "déjales, están borrachos"...me parece vergonzoso y, sobretodo, humillante a más no poder lo que hacen estos animales. Lo que lograrán es tener una fiesta solo para tíos, porque ellas estarán acojonadas y pasarán de ir "de fiesta" para no acabar en llanto.
De Lorena

Miguel muñiz dijo...

cajon to¡¡¡que aun existan elementos como estos...menudos capullos..

Heckler dijo...

Menudos animales, impresionante documento.